top of page

En esta sección de la web se puede visionar mi trabajo como fotógrafo. Debo comenzar señalando un par de cuestiones principales. La primera es que siempre me he dedicado a la fotografía de autor. Nunca he sido (ni he pretendido serlo) un fotógrafo profesional. Por supuesto ello no quiere decir que yo sostenga que ambos conceptos, fotografía de autor y fotografía profesional sean necesariamente antónimos e incompatibles. Pero, desde luego, en mi caso, nunca he vivido de mi trabajo producido/creado con una cámara, nunca he vivido de mis fotografías (lo cual, en sí mismo, no hace ni más ni menos valiosas a mis imágenes, claro está). Por cierto, en mis clases siempre dedico amplia información para saber la diferencia entre ambos tipos de fotografia (y también incido en que de ninguna manera se ha de confundir la ‘fotografía de autor’ con lo que comúnmente se entiende por ‘fotografía artística’-). También hablo en ellas -a fondo- del concepto de ‘fotolibro’ y el por qué de su actual profusión, éxito y extensión sociales.

La segunda cuestión que quiero señalar es que desde que comencé a tener una cierta proyección profesional como comisario, docente y teórico de la fotografía, decidí que abandonaría por completo mi trabajo público como creador/artista/autor (en el que llevaba 20 años). Me refiero a que dejaría de exponer mi obra en galerías, salas de exposición y centros de arte. Por razones de ética profesional y de moral personal no me parecía nada correcto estar en los dos ámbitos de la fotografía de autor a la vez. No he querido ‘estar a ambos lados de la barrera’: por un lado exponiendo mi obra artística y, por otro, comisariando y/o analizando/visionando/evaluando/seleccionando obra de terceros/as. No juzgo a otros/as comisarios/as que sí lo hacen (que exponen su obra a la vez que concluyen y deciden sobre la de otros/as). Que cada cual haga lo que crea pertinente, como es natural. Pero en mi caso, desde el año 2009 (fecha de mi última exposición individual en la galería Full Art de Sevilla, actual galería Alarcón Criado) decidí cerrar esa vía de trabajo personal (la de artista/creador/autor). Desde entonces sólo estoy dispuesto a exhibir mi obra en salas, galerías y centros de arte siempre que sean exposiciones colectivas en las que se me invite como uno/a más. Así no me genera conflicto ético alguno. Y, por supuesto, también he decidido presentar mi trabajo fotográfico en esta web. Presentar mi obra aquí no tiene mayor trascendencia que la del mero placer personal de hacerla pública para quien en algún momento pudiera estar interesado en ella. No pretendo nada más (lo cual no es poco -es decir, no es menos serio que quien la presenta/exhibe/expone en otros foros y con otras intenciones-).

Sea como sea, quiero dejar claro que, por tanto, aunque lleve más de una década ‘desaparecido’ como artista/autor/creador/fotógrafo, he seguido creando obra personal, como podrán comprobar en esta web. Mi proyecto de diario autobiográfico (titulado Natura Hominis: Escenarios) lo he seguido realizando exclusivamente para mí (y mi entorno). Por tanto, una cosa es que yo haya decidido no exponer públicamente mi obra artística/autoral y muy otra que yo haya dejado de realizarla. Eso sí, desde 2009 mi producción fotográfica no ha tenido el ritmo, la intensidad y la constancia que tenía antes de aquel año, como es natural. Mi obra ya no es una cuestión prioritaria para mí, lo cual me ha permitido hacerla de una forma mucho más relajada y sin presión/responsabilidad alguna. Hacerla por -como digo- puro placer personal. Y ello ha provocado que Natura Hominis: Escenarios haya ido mutando serena y contenidamente a un simple trabajo de retrato de mi familia y mi gente.

bottom of page