top of page

Hombre / Mujer RAE (1992)

Ensayo sobre lo relativo del escándalo (1992).

Ensayo sobre lo relativo del escándalo (1992) es una obra especial, nacida del proyecto N.H.: Taxonomías pero que presentaba un carácter individual y se podía separar/exhibir fuera del proyecto general. Estaba constituida por un políptico de 4 piezas. Cada una de las 4 piezas que la conformaban iba al mismo tamaño gigante que las restantes (1metro x 0’8 metros cada unidad). El políptico, por tanto, incluía una foto de un desnudo (genital) frontal masculino, la definición de la palabra Hombre, una foto de un desnudo (genital) femenino y la definición de la palabra Mujer. Las definiciones de ‘hombre’ y ‘mujer’ eran un calco facsímil (literal, pero ampliado) de ambas palabras tal cual estaban en las páginas del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), en concreto de la última edición que acababa de salir, la de 1992. Iban ampliadas exactamente al mismo tamaño que los genitales. En la pieza de la palabra ‘mujer’ el panel (de 1metro x 08 metros) quedaba casi al 80% en blanco. 

 

Tal y como indicaba su título, la obra jugaba con la idea de que escandalizarse es algo relativo. Había quien lo hacía por entrar en una sala donde se veían un genital masculino y uno femenino a tamaño enorme y con absoluta nitidez y crudeza (una vez se presentó en una exposición colectiva en un museo noble de la ciudad de Cádiz y el políptico generó bastantes problemas, invitándome la organización a que lo retirara de su emplazamiento principal y lo presentara en un recoveco de la sala). Y, en cambio, otros/as nos escandalizábamos más por lo que se concluía de la RAE (raramente se daba el caso de que escandalizaran ambas cosas a la vez). Y, además, lo hacíamos no sólo por la diferencia cuantitativa entre la palabra ‘mujer’ y la palabra ‘hombre’ (que ya, de por sí, era un escándalo). También nos molestaba la (diferencia) cualitativa: todas las pocas acepciones que venían de la palabra ‘mujer’ eran peyorativas, no había casi ninguna positiva. 

 

Por tanto, dentro del proyecto global N.H.: Taxonomías, ésta era una obra más política y combativa (muchas décadas antes de la ola feminista nacida en la segunda década del 2000 y del movimiento MeToo) y se exponía aparte de las otras instalaciones. Se podía incluso exhibir de forma independiente (de hecho, el políptico fue adquirido para engrosar los fondos de arte contemporáneo de la Diputación provincial de Cádiz).

bottom of page