Natura Hominis Escenarios (2009-actual)

Natura Hominis: Escenarios es un proyecto muy extenso que comencé en 1997 y que a día de hoy continúa en desarrollo (aunque hace mucho que ha derivado en un trabajo de retrato, básicamente). En él, como pasaba en N.H. Taxonomías, la presencia protagonista (la idea) de ‘el cuerpo’ vuelve a ser un elemento central de mi trabajo pero, en este caso (y a diferencia de aquél), esa presencia va asociada a un ámbito muy específico: el de mi propia vida personal (los/las protagonistas son mi familia, mis amigos/as, mis amantes, mis estudiantes, mi casa, mis viajes, mi mundo, etc.). Durante una década (en concreto de 1997 a 2009) este proyecto constituyó un diario personal autobiográfico con centenares de imágenes fotográficas de gran tamaño que registraban las escenas (los escenarios) por los que discurría mi existencia, mi biografía, mi vida. También incluía algunas piezas videográficas así como textos (en algunos casos, bastante descarnados) que acompañaban a muchas de las fotografías. Las imágenes estaban conformadas por complejos mosaicos de multitud de disparos (realizados con cámara de formato universal) que terminaban generando cada escena final (algunas de bastantes metros cuadrados de tamaño). De ahí el subtítulo de ‘Escenarios’. Durante esa década aquellas extensas imágenes-mosaico (y sus textos) se exhibieron en diferentes salas y centros de arte de múltiples ciudades y, por supuesto, estuvieron expuestas en mi antigua web. 

 

En 2009 adquirí una cámara de formato medio digital y el proyecto cambió desde el punto de vista formal (y, quizás también, temático). Y es que con el curso de los años el trabajo ha ido evolucionando y se ha dirigido hacia la realización de imágenes mucho más contenidas y sencillas. Los mosaicos de la primera década pasaron a ser panorámicas. Y, posteriormente, las panorámicas se han ido reduciendo a trípticos. Las escenas fotografiadas, por tanto, también han ido reduciendo su complejidad/coreografía/disposición espacial derivando más en lo que comúnmente entendemos como ‘retratos’. Es decir, mis imágenes de N.H. Escenarios han pasado más bien a ser simples retratos. Y no descarto que el trabajo evolucione hacia imágenes de una sola pieza. En cualquier caso, cada disparo ahora (desde 2009) es de muy alta resolución (se puede ampliar perfectamente a tamaño 1X1,3 metros, lo que hace que los trípticos puedan ser de tres metros de ancho -me gusta que las imágenes tengan tan alta resolución-). También deseo señalar que, como muchos/as sabrán, el formato medio tiene un factor de disminución de la profundidad de campo que me seduce mucho porque permite enfatizar la información visual exactamente en el plano protagonista (el rostro del retratado/a) y desenfocar todo lo demás. Por cierto, como comprobarán, me cuesta siempre definirme por un único retrato de cada personaje fotografiado. De hecho me gusta mostrar al/la protagonista en diferentes tomas de una misma escena. Veo que se redondea mejor así al personaje que si sólo ofreciera una imagen de él/ella.

Dicho todo esto, quisiera señalar que, para la actualización de esta web (escribo esto en diciembre de 2022), he decidido retirar por completo (prescindir de) aquellas grandes imágenes-mosaico (hechas a finales de los 90 y la primera década del 2000) y exhibir solamente las ‘nuevas’ realizadas a partir de 2009. Las creadas a partir de ese año nunca las había hecho públicas. Y he considerado que ahora es el momento. Por tanto en este apartado de la web se pueden ver esas imágenes que, de forma irregular, he ido produciendo en esta última década en mi escaso tiempo libre como autor/artista/creador (mi trabajo docente y curatorial me ocupa todo ahora). Imágenes realizadas casi siempre en vacaciones, en verano y, como digo, a mi estricto entorno personal. También alguna realizada durante algún taller con alumnos/as (por ejemplo en la UCA o en Quito -Ecuador- o en Rabat -Marruecos-: mis cursos siempre son teóricos pero alguna vez he impartido alguno que incluye una sesión de fotos).

 

Al acceder a este apartado de la web con el proyecto N.H. Escenarios verán que algunas páginas (no todas) acaban con un link de ‘ampliación de información sobre fotografías concretas’. Ese link conduce a la lectura de los textos que acompañan a algunas de las imágenes de esa concreta página (no me refiero a los títulos -que sí que van en todas las imágenes del proyecto-). Según vaya teniendo tiempo escribiré y subiré nuevos textos a la web que iré adjudicando a algunas imágenes (no hay problema en que un texto lo escriba muchos años después de haber realizado las capturas -en cualquier caso siempre dejaré clara esta circunstancia en el propio escrito-).

 

También quisiera advertir que si se está visionando esta web en un teléfono móvil, las imágenes se presentan a primera vista (en una primera visión de la página) sin título. Pero si se clica sobre cada una de ellas, se puede acceder al visionado de las imágenes en modo carrusel y, además, con sus títulos respectivos. 

 

Por último, me permito indicar al lector/a tres aspectos/matices destacables que están presentes en N.H. Escenarios y que no quiero puedan pasar desapercibidos si deciden adentrarse en él: 

- Uno de ellos es que en 2010, dentro del proyecto N.H. Escenarios, decidí hacer un registro paralelo (y que se extendiera muchos años, todos los posibles) entre la evolución/progresión física de mis sobrinos más pequeños (Jesús y Manuel, que entonces eran unos niños) y la ‘involución’ de mis padres (mi padre nació en 1918, mi madre en 1928). Representaban los extremos de la familia (los más jóvenes y los mayores). Así, quien lo desee, podrá ver en esta web cómo esos niños a lo largo de los años se han ido convirtiendo en adolescentes y luego en jóvenes adultos y cómo mis padres, al mismo tiempo, han ido envejeciendo también de forma equivalente.

- El segundo aspecto reside en mi completo homenaje y admiración a la figura de mis padres. Por tanto, en varios de sus retratos (a lo largo de los años) habrá texto (se podrá acceder a ellos en el consiguiente link/botón de ‘ampliación de información sobre fotografías concretas’ al final de la página). En el caso de mi padre, incluyo no sólo mis textos en alguno de sus retratos sino que presento también alguna de las imágenes que él mismo capturó y reveló en sus varias décadas de vida en el antiguo Sáhara español así como la noticia y la entrevista que le realizaron en el Diario de Cádiz con motivo de su 100 cumpleaños (podrán ver esas imágenes si acceden al link de ampliación de información que acompaña a uno de sus retratos de diciembre de 2012 en el que se le ve a sus 94 años escaneando sus propios negativos para digitalizarlos o en el último reportaje que le hice, el de su centenario).

- El tercer aspecto a mencionar aquí es que, como se comprobará, cada vez tengo menos tiempo (y quizás energía vital) para fotografiar. Mis continuos viajes por razones de trabajo -incluidos los destinos a Latinoamérica como comisario y profesor- y, por supuesto, la pandemia y la muerte de mi padre han contribuido considerablemente a ese decaimiento. Es por ello que comprobarán en esta web que hay algún año que no figura en N.H. Escenarios. Confieso que cada vez me da más pereza cargar con el pesado equipo de formato medio en mis viajes. Cuando escribo esto -diciembre de 2022- me planteo seguir fotografiando la evolución de mis sobrinos, una vez al año, al menos. Me quiero obligar a ello. Mi madre, a sus 94 años, muy debilitada y con una progresiva demencia senil, ya no quiere ser retratada y no resiste una mínima sesión como antes. No obstante, este verano pasado le pude hacer algunos retratos para N.H. Escenarios con mi iPhone (que, obviamente, es mucho más rápido/ligero/llevadero que la cámara de formato medio). Y he decidido mostrarlos en esta web porque me ha sorprendido gratamente el resultado. Tanto que, sin demasiadas pretensiones, he empezado a experimentar algo más con él…